QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA LA PROTECCIÓN IP68

QUÉ ES Y CÓMO FUNCIONA LA PROTECCIÓN IP68

Llega la época de vacaciones y viajes. El móvil siempre va con nosotros, pero… ¿puede soportar todas las actividades que nos gustaría hacer? A continuación te explicamos qué es y cómo funciona la protección IP68.

¿Qué es la protección IP68?

El OnePlus 8 también se comercializa con certificación IP68 en algunos  países

La protección IP68 o Igress Protection según sus siglas en inglés, es el grado de protección frente a las partículas (como el polvo) o líquidos (como el agua) que tienen los dispositivos electrónicos. Básicamente, este código nos indica cómo de resistente es un móvil, por ejemplo, frente al agua o polvo.

Cada uno de los números tienen un significado específico. El primer número indica el nivel de protección contra objetos sólidos y el segundo indica el nivel de protección contra varios tipos de humedad, desde la condensación o el goteo hasta la inmersión completa.

El primer número, la protección contra los objetos sólidos, se mide desde 0 a 6, siendo 0 sin protección y 6 totalmente estanco al polvo. En la caso del segundo número, la protección contra la humedad, se mide desde el 0 al 8, igualmente siendo 0 sin protección y 8 totalmente protegido frente a inmersiones.

¿Cómo funciona y se consigue una calificación IP?

El grado de protección IP viene definida por la norma internacional IEC 60529 Degrees of Protection y exige que, para obtener una calificación IP, un dispositivo debe pasar por las pruebas de certificación independientes.

Por un lado, tiene que superar la inmersión completa y continua a la profundidad y durante un tiempo determinado, normalmente especificado por el fabricante. La prueba suele ser a más de 1 metro de profundidad y durante más de 30 minutos.

Por otro, las partículas no pueden entrar en el producto bajo ninguna circunstancia.

Mediante la superación de estas pruebas, se consigue el funcionamiento de esta protección, para asegurar la vida de los dispositivos ante problemas acuáticos o exposiciones a partículas, cómo polvo o suciedad.

¿Qué puedo y qué no puedo hacer?

Después de haber leído la información acerca de la protección IP, recuerda que sólo será válida en una profundidad de no más de 1 metro de profundidad y no superando los 30 minutos de inmersión, que es lo establecido tras la prueba.

Probablemente aguante más presión o tiempo bajo el agua, pero no hay que arriesgarse a comprobarlo, ya que la garantía no te asegura que cubra un accidente de este tipo. Toma esta protección como ayuda ante pequeños accidentes, como por ejemplo que se caiga el móvil en el váter o que se moje por un vaso de agua caído.

Recuerda que sólo será posible en agua dulce y que en el caso de agua salada, puede haber riesgo de corrosión.

Ante estas situaciones, lo más seguro es ir a llevar el móvil a reparar. Pero antes de hacerlo, te dejamos por aquí el enlace de nuestra entrada anterior antes de llevarlo a un servicio técnico

https://avacomformacion.es/blog/que-hacer-antes-de-llevar-tu-movil-a-reparar/

Aprovechando la ocasión y siendo un servicio técnico, queríamos decirte que siempre estaremos dispuesto a ayudaros ante cualquier duda o problema. Te dejamos el contacto de nuestra tienda para que puedas preguntarnos cualquier cosa

https://www.avacom.es/contacto

Deja una respuesta