En este momento estás viendo Escasez De Chips, por que no te compraste la PS5

Escasez De Chips, por que no te compraste la PS5

La escasez de chips electrónicos que estamos viviendo recientemente, afecta directamente a los productores mundiales de chips e indirectamente a las industrias de smartphones, videoconsolas y automóviles.

El problema principal de esta falta de chips ha sido la subida de la demanda. Actualmente, muchos de los electrodomésticos y dispositivos que tenemos en el hogar usan este tipo de chips. ¿Y por qué sube la demanda? Al comienzo de la pandemia del Covid-19, la mayoría de fabricantes decidieron reducir las existencias y pedidos de chips, ante la tesitura de la bajada de ventas debido a la pandemia.

¡Sorpresa!La demanda de chips iba a subir inesperadamente.

La pandemia del Covid-19 supuso todo lo contrario, aumentó la demanda de todos esos dispositivos que usan chips, debido al aumento del tiempo que se pasaba en casa, el aumento del teletrabajo… lo que supuso una mayor necesidad de producción de chips para satisfacer esa subida en la demanda.

Pues bien, ese aumento de la demanda ha sido un verdadero descuadre en la capacidad productiva, y además, los propios fabricantes de chips auguran que serán incapaces de abastecer toda esa demanda, y que se necesitarán algunos años para reequilibrar la demanda y la oferta de chips.

Comienza el Efecto Dominó

Si bien la escasez de chips es el problema principal, no es el único. De esta problemática se deriva otra igual de importante: parálisis de la producción.

El hecho de que otros sectores sean incapaces de abastecerse de los chips semiconductores, supone un aumento en la acumulación de inventario, a la espera de recibir los chips necesarios para terminar la producción del dispositivo en cuestión. 

¿Ya está? ¡No! El efecto dominó acaba de empezar. Si no hay productos que comprar… no hay clientes que consuman. Si no hay consumo, no hay incentivos para la inversión. Sin inversión y sin consumo, la economía no puede recuperarse. Así de simple.

¡No pongas todos los huevos en la misma canasta!

La empresa TSMC, localizada en Taiwán, es el líder indiscutible de la producción mundial de chips, con una cuota de mercado del 54% en el año 2020. 

Esta compañía fabrica chips para terceros diseñadores como son Qualcomm, Broadcom y NVIDIA. También son proveedores directo de fabricantes de automóviles como Toyota, Tesla y Ford. 

Y como la experiencia ya nos dice, no es buena idea de depender mayoritariamente de una empresa o país productor. Cualquier problema a nivel interno, puede suponer una ruptura de stock a nivel mundial. Supone una vulnerabilidad para el mercado. Cosa que ya hemos experimentado en otros sectores, dependientes directamente de China, que se vieron completamente paralizados ante incapacidades de producción de las empresas nacionales en pleno auge de la pandemia. 

El medioambiente, una vez más, el mayor perjudicado

El proceso de fabricación de chips semiconductores requiere el uso de mucha agua pura, con el fin de evitar la contaminación de los dispositivos electrónicos. Para hacernos una idea, en un día de fabricación utiliza entre 10 y 14 millones de litros de agua. ¡Impresionante! 

Pues bien, como ya estarás pensando, este consumo masivo es inviable. Hasta tal punto, que se está priorizando el uso del agua para la fabricación de tecnología por encima de la agricultura. Si se agrava los problemas de sequía en Taiwan, supondrá otro problema adicional para mantener los niveles de fabricación. 

¿Ya son suficientes problemas? Pues no, aun ahí más. Las altas temperaturas típicas propias de Taiwan, también suponen un grave problema. Ya que está siendo un año especialmente cálido, y esto está generando algunos picos elevados de consumo de electricidad, y por consecuente, apagones ocasionales en las fábricas.

COVID… seguimos con el maldito Covid. 

Desgraciadamente, en estos momentos el país se está enfrentando a una nueva oleada de casos de Covid, con todo lo que ello conlleva. Taiwán sólo ha vacunado al 5,2% de su población… lo cuál, tampoco ayuda a solventar el problema. 

Si se llegase a decretar un confinamiento de todo el país, entonces estaríamos hablando de otro problema más, por si ya no tuviésemos suficientes. El precio se dispararía y con ello, la innovación recibiría un golpe crítico. Al no poder producir nuevos chips, es imposible seguir creando nuevos y mejores tipos de tecnologías que necesiten de chips semiconductores.

Inflación mundial asegurada

Como resultado de toda esta compleja problemática derivada de la escasez de chips electrónicos, se une otro pésimo invitado: una inflación internacional en diferentes sectores. No hay que ser muy genio para visualizar el hecho de que, por ejemplo, la producción cuatrimestral de automóviles ha caído cerca de un 14%, y por tanto, hace inevitable el crecimiento del sector de coches de segunda mano, y por consecuente, la subida de precios debido a la subida de la demanda. 

Como el caso de los automóviles, nos encontramos otros sectores en idénticas situaciones, afectados por los mismos problemas de producción y de abastecimiento. 

And the winner is… ASML 

Esta empresa, residente en Países Bajos, se enfoca en proporcionar a los fabricantes de chips semiconductores parte de las máquinas necesarias para su producción. Una empresa de más de 28.000 empleados y presente en 16 países. 

Y es que esta empresa desconocida hasta hace poco tiempo se está beneficiando claramente de la crisis de chips, y por ese motivo, durante los tres últimos años, ha llegado a experimentar un crecimiento del 300% en su capitalización bursátil, con un valor total de 265.000 millones de euros. El doble del valor de Inditex.

Y así, sus previsiones de crecimiento es del 11% anual en los próximos 10 años. Crecimiento que se ve protegido gracias a las barreras de entrada del sector, que requieren de una gran inversión inicial, alta complejidad para fabricar nuevas máquinas y el tiempo necesario para establecerse en el sector; son algunos de los motivos por los que gozarán de una posición privilegiada para seguir ganando cuota de mercado. 

Ahora ya sabes porqué la Playstation 5 causó tanto revuelo y fue tan dificil adquirir las primeras unidades. ¡Ni se te ocurra estropearla! Nunca se sabe cuando será la próxima vez que puedas adquirir otra nueva.

Deja una respuesta